Link tóxicos

Enlaces tóxicos en una página web: cómo eliminarlos

La última actualización de los algoritmos de Google otorga una gran importancia al linkbuilding como referencia de autoridad y relevancia. Por lo tanto, es más importante que nunca eliminar los enlaces tóxicos en una página web para conseguir un buen posicionamiento SEO. ¿Quieres saber más?

Qué son los links tóxicos

Los links o enlaces tóxicos son aquellos backlings incluidos en una web que hacen sospechar a Google sobre su calidad. Fundamentalmente, son de dos tipos:

  • Aquellos que proceden de páginas con una seguridad cuestionable.
  • Aquellos que dirigen a contenido no relacionado con la temática de la página.

Lo creas o no, tu web puede incluir estos enlaces potencialmente perniciosos. Seguramente, ahora, te preguntarás cómo han podido llegar hasta ella.

Estos son los dos orígenes más comunes:

  • Granjas o directorios de listados. Algunos webmaster utilizan estas fuentes para conseguir enlaces que, en teoría, ayudan a posicionar. Sin embargo, no suelen encajar con el tema del sitio y al usuario le resultan completamente inútiles.
  • SEO negativo. Algunos hackers incluyen enlaces o anchors text perjudiciales en sitios ajenos para influir negativamente en su posicionamiento.

Web y links tóxicos: por qué te perjudican

Sí o sí, debes eliminar cuanto antes estos elementos nocivos de tu sitio. Tus dos principales objetivos de comunicación web, los potenciales clientes y Google, salen perjudicados por su presencia:

  1. Tus clientes. Cuando pinchan en esos enlaces que consideran fiables, pierden el tiempo al llegar a un contenido sin relación con el tema. En el peor de los casos, quedan expuestos a un riesgo de seguridad al aterrizar en un sitio potencialmente peligroso por su falta de seguridad. En ambos casos, la confianza que tenían en tu marca se va a ver afectada para mal.
  2. Google. Al realizar el chequeo de tu página, sus arañas identificarán estos elementos negativos. Si permanecen o son muchos, penalizará tus contenidos y los condenará a la invisibilidad en sus respuestas a búsquedas. ¡Con lo que cuesta conseguir un buen SEO!

Cómo eliminarlos de tu web

Ahora que tienes claro qué son los links tóxicos, debes poner los medios para derrotarlos. El objetivo es cero enlaces así dentro de tu web. Para ello, debes articular un triple proceso:

  1. Identificarlos.
  2. Eliminarlos.
  3. Evitar su reaparición.

Las mejores tiendas online consiguen salvarse de esta amenaza tan dañina para sus objetivos de marketing digital. Te contamos cómo conseguirlo.

Claves para eliminar enlaces tóxicos

En el universo online podemos encontrar de todo. También, por supuesto, herramientas eficaces para buscar y reconocer enlaces que pueden ser penalizados.

Son capaces de establecer cuántos links y de qué calidad hay en una web, ya sea la tuya o la de tu vecino.

A continuación, a modo de ejemplo o referencia, te presentamos un par de ellas:

  • Google Search Console. Es una herramienta accesible que, a través de su apartado Enlaces, aporta datos muy significativos. Por ejemplo, las páginas más enlazadas, los sitios web con más links y el texto utilizado más frecuentemente. Además, puedes exportar esa información a una hoja de cálculo. Este archivo te vendrá muy bien para aplicar otros recursos y distinguir los enlaces nocivos.
  • Ahrefs. Es una de las mejores opciones: resulta intuitiva y muy completa. Aporta jugosa información sobre los enlaces, así como gráficos muy útiles. La calidad de los links es solo uno de los datos que puedes obtener. ¡Es una buena inversión!

Cómo quitar enlaces tóxicos de tu web

Una vez que has identificado los enlaces dañinos en una página web, tienes que acabar con ellos. ¿Cómo puedes hacerlo? Estos son los dos procedimientos habituales:

  • Manualmente. Lo normal es contactar con un webmaster o técnico capacitado para que se encargue de ello. Es una labor laboriosa, tediosa y continuada, por lo que tiene un coste.
  • Herramienta disavow de Google. Este es el nombre popular de la herramienta de desautorización de enlaces de Google. Solo debes usarla si estás totalmente seguro de que ese link es malicioso. No hay marcha atrás si te equivocas. Podrás bloquearlo y crear, incluso, listas de enlaces perniciosos para acabar con ellos a la vez. Insistimos: debes estar muy seguro de que la eliminación es oportuna. Si acabas con un enlace que te aporta autoridad, empezarás a perderla.

Cómo prevenirlos

En cierto modo, los links tóxicos son como los piojos. Es complicado eliminarlos y solo la prevención nos ayuda a evitarlos.

Por lo tanto, tienes que revisar tu web de forma periódica. Busca estos enlaces perjudiciales cada poco tiempo y elimínalos cuanto antes.

¿Lo tienes claro?

Llegados a este punto, deberías haberte convertido en un auténtico activista contra los links tóxicos en tu web. Ejerce de manera permanente y considera este aspecto como una de las prioridades de tus estrategias de marketing online.

Los enlaces tóxicos en una página web son un factor muy negativo, tanto para tus visitantes como para los buscadores. Ahora ya sabes cómo eliminarlos. ¡No se te ocurra darles tregua!

Escribe un comentario

Ver más

  • Responsable: El titular del sitio.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad