marketing online empresarial

Las 5C que deben guiar tus acciones de marketing online empresarial

El marketing es una de las principales tácticas de negocio de nuestro tiempo. Nadie duda del gran beneficio que podemos llegar a obtener si comprendemos al consumidor digital y le proponemos soluciones a su medida. Sin embargo, ¿cómo conseguir todo esto? Para orientarte, en este artículo te ayudamos a perfilar tu estrategia de marketing online empresarial a través de cinco criterios. ¿Nos acompañas?

Las 5C del marketing online empresarial

Para que tu estrategia comercial tenga éxito, es necesario que tenga una base sólida. A continuación, te explicamos qué son las 5C del marketing online.

Comercio

La primera de las 5C del marketing online es muy importante. Obviamente, el objetivo de todas tus estrategias va a ser siempre el mismo: vender. Sin embargo, no es bueno hacerlo de forma indiscriminada. Puede sonarte extraño, pero resulta preferible que seas selectivo con tus clientes. Ten en cuenta que un consumidor de calidad es aquel que tiene muchas necesidades relacionadas con tu negocio y es susceptible de fidelizarse.

Una buena estrategia de marketing debe ser económicamente sostenible para perdurar en el tiempo. Evita, por tanto, los descuentos y ofertas difícilmente asumibles, aunque puedan desbordar tus previsiones. En su lugar, opta por promociones llamativas que contribuyan a aumentar tu cartera de clientes o, en su defecto, de leads.

Contenido

Si planteas cada campaña como una realidad única y diferente, tu estrategia estará perdiendo coherencia. La clave reside en hacerlas formar parte de un sistema en el que todo encaje. Así, tus consumidores verán que hay una historia detrás de tu marca y querrán buscar soluciones en ella. Este es, además, uno de los secretos que esconde la fidelización.

Un contenido de calidad es aquel que aumenta sus visualizaciones con cada lanzamiento. En otras palabras, si tus campañas son interesantes, su impacto será cada vez mayor. Del mismo modo, te recomendamos que eches un vistazo a las últimas tendencias, como el storytelling o el marketing emocional, muy ligadas entre sí.

Contexto

Resulta conveniente que tu estrategia sea adaptable para que permanezca en el tiempo. No se trata solo de conocer los gustos del consumidor, sino también su evolución. El mercado y la competencia cambian constantemente. Por tanto, debes anticiparte a dichas transformaciones para no ver mermada tu competitividad.

Conocer el entorno implica saber dónde se mueve tu empresa. Esto es, saber a qué target te estás dirigiendo y cuáles son sus necesidades. Si quieres arriesgar, plantea tú las soluciones a necesidades que todavía no existan. Eso sí, hazlo siempre en base al contexto y a su evolución temporal.

Consumidor

Todas las estrategias y tácticas que decidas emprender son, básicamente, maneras de acercarte a tu consumidor. Este debe ser tu centro de atención y tu principal objetivo. Es necesario que aprendas a establecer buenas relaciones con tus potenciales clientes. ¿Cuál es la mejor forma de hacerlo? No puede ser más simple: conociéndolo.

Para acercarte a tu cliente, necesitas proponerle soluciones a su medida. No obstante, antes debes conocerlo. Es aquí donde radica nuestro principal consejo: dirige tus campañas hacia tus leads (contactos). Ten presente que se considera lead al potencial consumidor del que conoces, al menos, tres o cuatro datos.

Si pretendes aumentar tu cartera de leads, puedes apostar por las redes sociales o el email marketing. En esto debemos hacer un inciso: las campañas de marketng online actuales confieren gran protagonismo a plataformas como Facebook, Instagram, Pinterest o LinkedIn. Si vas a decantarte por el correo electrónico, recuerda la legislación.

Convergencia

Hemos dejado este punto para el final porque es el elemento de unión de las 4C anteriores. Como su propio nombre indica, requiere que el consumidor, el contexto, el contenido y el comercio converjan en un mismo punto. Es decir, que estas cuatro áreas estén en consonancia entre sí y persigan un mismo objetivo.

Si tu contenido es bueno, pero no conoces al consumidor, el resultado será nulo. Lo mismo sucede si planteas buenas estrategias para un consumidor que conoces, pero del que no sabes cómo va a evolucionar. Se trata, en resumen, de investigar los cuatro factores anteriores para crear campañas inteligentes y bien planteadas. Esta es la base a la que nos referíamos anteriormente.

¿Cómo hacer que una campaña destaque por su convergencia? Tienes varias herramientas a tu disposición:

  • I+D+i. Si analizas el feedback de cada táctica, las campañas tendrán mayor efectividad con el paso del tiempo.
  • Tecnología. Herramientas como la inteligencia artificial te ayudan a conocer mejor el entorno de tu negocio.
  • Análisis. Antes de plantear una estrategia de marketing, procura recabar la mayor cantidad posible de información.

Ahora que ya sabes montar tu plan de marketing online empresarial, te invitamos a dar a conocer tu negocio.

Escribe un comentario

Ver más

  • Responsable: El titular del sitio.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad